Volandeira gallega

Ver detalles

Descripción

La volandeira gallega es la más abundante y asequible de la familia pectínida durante su campaña, en los meses de invierno

En el 95% de los bares e incluso en sitios especializados en marisco, llaman zamburiña a la volandeira. Puedes descubrir las diferencias reales en nuestro blog.

Destaca por:

  • Su característico coral naranja, al igual que las vieiras.
  • Prima hermana de la zamburiña, pero más económica y disponible durante los meses de veda de la zamburiña.
  • Gran aporte en proteínas e inexistencia de grasas y carbohidratos. Puedes ampliar información en la pestaña "Valor nutricional".

 

Lo recibirás:

Vivo, por lo que no es aconsejable consumirlos pasadas 48h. No hace falta meterlas en agua con sal, ya están depuradas y sin arena. Si quieres saber cómo prepararlas, pincha en la pestaña "Preparación".

¿Qué cantidad debo seleccionar

Medio kilo está recomendado para 2-3 personas.

¿Cómo lo conservo?

Las volandeiras debes conservarlas en la nevera, y consumirlas en un máximo de 2 días. Desecha las rotas y abiertas que no se cierren al manipularlas. Si hay alguna que no se abre después de cocinarla, deséchala también.

Especie, procedencia y captura: 

  • Aequipecten opercularis
  • Capturadas dentro de las Rías Gallegas, FAO 27 Subzona IXa.
  • La volandeira de nuestras rías es más sabrosa que la de otras latitudes como Chile (FAO 87), que suelen ser mucho más baratas. zona de captura atlántico centro-este. Fao 34.1

Preparación

El mejor modo de hacer las volandeiras es a la plancha.

Limpia las volandeiras quitando las vísceras. Puedes sacarlas de la concha o quitar la valva superior.

Pon un poco de aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente echa las volandeiras con la carne hacia abajo. Espera unos minutos y ya puedes servirlas.

Puedes acompañarlas de un chorrito de limón, o un majado de ajo y perejil, pero también puedes degustarlas tal cual las saques de la sartén. ¡Un vicio!

Valor Nutricional

Las volandeiras tienen muy bajo contenido en colesterol, lo que las hacen muy aptas para todas las dietas.

También tienen bajo contenido en sodio, y a penas grasas ni hidratos de carbono.

Por otro lado, son muy ricas en potasio, casi tanto como un plátano, aportando el 70% de CDR recomendado.

Componente

Cada 100 g

Energía (Kcal) 78
Grasas (gr) 1
Grasas saturadas (gr) 0,03
Hidratos de carbono (gr) 1.5
Azúcares (gr) 0
Proteínas (gr) 5,4
Sodio (mg) 56