La preparación más conocida y sencilla es al vapor.

Pon una cazuela al fuego y pon éste al máximo, con un dedito de agua y unas hojas de laurel. Cuando veas que empieza a estar caliente la cazuela, pon los mejillones y tapa la cazuela.

Retira los mejillones justo cuando se abren, para que conserven todo su sabor yodado y no pierdan texturas.

Valor Nutricional

Componente por 100g
Energía (Kcal) 61
Proteínas (gr) 10,8
Hidratos de carbono (gr) 0
Fibra (gr) 0
Lípidos (gr) 1,9
   Colesterol (mg) 58
   Omega-3 (g) 0,7
   Omega-6 (g) 0,05
Calcio (mg) 80
Hierro (mg) 4.5
Yodo (µg) 35
Magnesio (mg) 23
Zinc (mg) 1.8
Sodio (mg) 210
Potasio (mg) 92
Fósforo (mg) 236
Selenio (µg) 56
Tiamina (mg) 0.1
Riboflavina (mg) 0.14
Equivalente niacina (mg) 3
Vitamina B6 (mg) 0.08
Ácido fólico (µg) 33
Vitamina C (mg) trazas
Vitamina A: Eq. Retinol (µg) trazas
Vitamina D (µg) trazas
Vitamina E (mg) 0.9
Volver a la guía